Los últimos días de verano tratamos de apurar

al máximo, aprovechando los últimos rayos de

sol para seguir luciendo esa ropa veraniega

que tanto nos gusta.

Aunque nos encanta echar un vistazo a los

escaparates para ver la ropa nueva de esta

temporada. 

Seguro que ya te has comprado algo.

No esperes mucho para estrenarlo.

¿Te has parado a pensar por qué reservamos

la cosas para después?

A veces conviene esperar, pero otras ..... ¿No

se nos estará escapando una oportunidad?

¡Tú decides!